El presidente Electo Donald Trump vuelve a generar preocupación en el mundo de la economía por una amenaza de represalia económica dirigida esta vez contra General Motors.

El nuevo modelo Chevrolet Cruze es la razón de esta amenaza.

¿Pero que tiene de particular este modelo de General Motors que molestó tanto al nuevo presidente?

Razón de la crítica y amenaza

Por la sencilla razón de que fue fabricado en México. Pero claro, la molestia es porque el concesionario los está mandando a fabricar en el país vecino para poder estar libres de ciertos impuestos que se generan si los construyen en E.E.U.U.

Por ello, mandó a fabricarlos dentro de USA o sino que pagaran un impuesto mucho más alto del que deberían pagar.

En sus campañas el Magnate a la presidencia afirmó que tomaría acciones contra esas empresas que fabriquen productos en México con el fin de aprovechar los salarios más bajos y también por el tratado de Libre comercio que existe entre esas naciones.

Es por ello que esta empresa automotriz emplea a numerosos mexicanos para que hagan este trabajo.

Aparte de amenazar a esta empresa, también amenazó con cambiar ese tratado de libre comercio. Y que impondrá sanciones contra esas empresas que insistieran en seguir fabricando en México.

Algo bueno es que Trump promete restaurar millones de empleos que se han perdido por tener estas medidas en décadas recientes, y gracias también a la mecanización de la industria en Estados Unidos. Pero a esto se oponen los economistas ya que afirman que esto será poco factible para levantar la economía de dicho país.

El electo presidente debe su elección a millones de obreros que se han visto afectados por la globalización. Es por ello que Trump llevará a cabo estas medidas que ya ha planteado.

Dejar respuesta