Para poder hacer la larga travesía al planeta Marte se necesita pasar en el espacio un mes completo en situaciones totalmente extremas. Y pensar que en la superficie de ese planeta se encuentran temperaturas muy elevadas y extremas, ya que tiene una atmósfera que no ofrece protección para las radiaciones emanadas por la alta energía, lo cual dificulta la idea de construir casas en marte.

Sin embargo, muchos científicos insistieron y se preguntaron: ¿Qué material se podrá utilizar para proteger a los humanos, de tal forma que sea liviano, económico y que no se conviertan los refugios en cuevas oscuras?

Material muy ingenioso

Para la NASA solo hay un material que reúna esos requisitos: el hielo.

Así llegaron a la conclusión los numerosos expertos, entre ellos científicos, arquitectos y académicos, en el centro de investigaciones de la NASA en Virginia. Creando así un hogar sostenible que se pueda colocar en Marte y de esa manera preservar la vida de los primeros astronautas en ese planeta.

Se le denominará “La Casa de Hielo Marciana”; esta es una bóveda o cúpula cubierta con una capa de hielo.

Es la única forma que la casa sea liviana para poder transportar y también sea fácil de armar por los robots que de forma progresiva irán llenando con agua las cámaras que compondrán las capas de hielo.

El agua sencillamente se extraerá de muchas partes de debajo de la superficie marciana, y como los vehículos espaciales trabajan con agua como combustible podrá reusarse luego.

Y como el agua en su mayoría está compuesta por hidrógeno, este importante elemento podrá proteger a los tripulantes de los fuertes rayos cósmicos galácticos. Estos rayos son muy peligrosos para los seres humanos, ya que pueden penetrar en la piel directamente, y también a las células del cuerpo, generando así cáncer de piel.

También tendrá la oportunidad de transmitir el paso de la luz hacia adentro de ese tipo de casas en marte.

Dejar respuesta